Compartir en:
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

PUERTO PRINCIPE. A unas horas de la apertura de los colegios electorales en Haití, la normalidad es la nota predominante en el país, donde 1.508 centros de votación han recibido el material para celebrar los comicios de mañana, de manos de efectivos de la Policía Nacional haitiana y de la Misión de Paz de las Naciones Unidas (Minustah).

Tras el reparto de las urnas y las papeletas para las votaciones, los responsables de cada uno de los colegios electorales y otras entidades públicas han quedado custodiados bajo llave, mientras se montaban las estructuras donde los haitianos ejercerán su derecho al voto.

Las fuerzas de seguridad, que han duplicado su presencia en las calles, patrullaron durante todo el día y, para evitar alteraciones del orden público, el Ministerio del Interior invitó a clubes nocturnos y teatros a mantener sus puertas cerradas.

Además, para garantizar la integridad del material distribuido para las votaciones de mañana, todos los centros electorales permanecen vigilados esta noche por personal de seguridad.

En el Colegio República de Guatemala de Puerto Príncipe, ocho personas se encargan de custodiar urnas y papeletas, puesto que “si los bandidos entran durante la noche, lo queman todo”, explicó a Efe el responsable de seguridad de este centro, Marc Vil.

Junto a estos vigilantes, algunos de los ciudadanos que mañana deberán ejercer como presidentes, vicepresidentes y secretarios de mesa, pernoctarán en las instalaciones para evitar cualquier circunstancia que les impida estar allí a las cinco de la mañana, y tener todo listo para recibir a los votantes a partir de las seis, hora a la que abren los colegios electorales.

Los centros de votación, sin embargo, no están preparados para acoger a estos huéspedes, que pasan la noche sin luz y sin agua, y que duermen en el suelo, o en los bancos de madera de los pupitres de las aulas.

Temprano

Se espera que los ciudadanos acudan temprano a su cita con las urnas para elegir presidente en primera vuelta, y votar en la segunda ronda de las legislativas y las municipales, bajo la atenta mirada de observadores internacionales de diversas instituciones.

Miembros de la Misión de Observación de la UE para Haití (MOE Haiti), de la Organización de Estados Americanos (OEA), y consejeros electorales de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, siglas en inglés) velarán por que no se repitan los incidentes que dejaron diez muertos y acusaciones de presunto fraude durante las elecciones legislativas del 9 de agosto.

Sin embargo, los haitianos en el exterior no podrán votar en las elecciones de mañana, ya que, según denunció la organización “Haitianos de la diáspora”, el Gobierno de su país no ha tomado las medidas necesarias para que los residentes en el extranjero puedan ejercer en embajadas y consulados su derecho a votar este domingo.

Las fuerzas de seguridad, que han duplicado su presencia en las calles, patrullaron durante todo el día y, para evitar alteraciones del orden público, el Ministerio del Interior invitó a clubes nocturnos y teatros a mantener sus puertas cerradas.
A pesar de que las encuestas colocan al opositor Jude Celestin, como favorito para ganar esta primera vuelta, en representación de la Liga Alternativa para el Progreso y la Emancipación de Haití (LAPEH), los sondeos también reflejan que será necesaria una segunda vuelta, el 27 de diciembre, para definir quién será el nuevo presidente.

En la carrera por la presidencia, las encuestan otorgan el segundo lugar a Jovenel Moïse, por la formación Parti Haitien Tet Kale (PHTK), partido del actual presidente, Michel Martelly que no puede presentarse al cargo por mandato constitucional.

De entre el medio centenar de aspirantes para suceder a Martelly, la única de las mujer candidata con posibilidades de victoria, según algunos sondeos, es Maryse Narcisse, del partido Familia Lavalas del expresidente Jean-Bertrand Aristide (1991, 1994-1996 y 2001-2004).

Cinco mujeres

Otras cinco mujeres han participado en la pugna electoral, aunque una de ellas, Marie Antoinette Gautier, ha perdido el apoyo del partido Plan de Acción Ciudadana (PAC), que anunció hoy que le retira su confianza por haber cometido, junto a su equipo de campaña, “errores administrativos graves”.

La comunidad internacional ha mantenido los ojos puestos sobre Haití durante toda la campaña y se ha sumado a las autoridades haitianas al instar a los ciudadanos a evitar actos violentos durante la jornada electoral de mañana.

El denominado “Core Group”, integrado por los embajadores de Brasil, Canadá, Francia, España, Estados Unidos y la Unión Europea, y el representante especial de la Organización de los Estados Americanos (OEA), señaló hoy que “estas elecciones son un paso importante hacia la consolidación de la estabilidad necesaria para enfrentar los desafíos actuales y futuros” de Haití.

Noticias Relacionadas